Escritora y licenciada en Historia por la Universitat de Barcelona.

En 2009 publicó su primera novel.la “A flor de piel”, situada en la Barcelona de los años veinte en plena dictadura de Primo de Rivera. En 2012 publica con Columna “Los años robados”, un homenaje a los aviadores republicanos durante la Guerra Civil. En 2014 llegó “El hospital de los pobres” (Columna), una novela coral ambientada en los primeros años del siglo XX durante la construcción del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo. Su cuarta novela “Tiempo de familia” (Columna 2015) aborda las complejas relaciones humanas en una poderosa saga familiar dedicada al cultivo de la vid y la elaboración del vino.Compagina la escritura con trabajos de traducción al catalán y al castellano, así como colaboraciones en libros colectivos, participación en charlas, clubes de lectura y otras actividades en torno a los libros.

También ha participado en la antología “Voces de la nueva narrativa catalana” (Empúries 2010), como autora y como traductora.

En primera persona

TàniaJuste_001

Nací un poco mandona, según me han contado. Mis padres llevaban el pelo largo y pantalones de pata de elefante e invitaban siempre a sus amigos barbudos a casa: Hablaban, fumaban, tocaban la guitarra hasta horas intempestivas y yo me dormía al son de alguna canción de Ovidi Montllor sin saber que allí se cocía una parte de la prensa antifranquista.

TàniaJuste_003Me llevaron a una escuela que dirigía una gran dama de las letras catalanas, Carme Serrallonga. Cualquiera que haya oído hablar del Isabel de Villena sabrá que ese centro no solo nos formaba como alumnos sino como personas capaces de opinar, de contradecir, de reivindicar, de forjarse un criterio propio como el mejor pasaporte para la vida adulta.

Luego vino la Facultad de Historia, donde me licencié al cabo de cinco años en la especialidad de Historia del Arte. Nunca más podría librarme de la profunda atracción hacia la Historia, como tampoco de su manifestación en el arte a lo largo de los siglos.

Aun me quedaban unos años para descubrir que la escritura me haría regresar a aquellos capítulos de la historia que tanto me entusiasmaron, a través de mis novelas.

No obstante, antes de esto, me tocó vivir otras experiencias en el mundo laboral: trabajé en el mundo de la moda, en la comunicación, fundé asimismo una agencia de viajes culturales y me divertí trabajando en la producción TàniaJuste_002de eventos tan dispares como una cabalgata de Reyes o una pasarela de moda.

Años de viajes y de descubrir nuevas culturas. Y, al mismo tiempo, años de formar una familia y estrenarme en la maternidad.

TàniaJuste_004 Cuando poco antes de Sant Jordi 2008 mandé mi primer manuscrito a una editorial y me llamaron para publicar mi novela, no sabía que iniciaba un camino sin retorno: el de la escritura. Se convirtió en una necesidad tan vital como respirar, porque sin ella ya no soy yo; porque mis historias forman parte de mí y mis personajes no hacen más que ampliar mi familia. Porque, como dijo una vez Paul Auster, “decidí que nunca dejaría de escribir”.